Gestión de residuos peligrosos

 

Damos valor a sus residuos innovando en la valorización, tratamiento y gestión de residuos peligrosos.

Ofrecemos servicios ambientales en origen con el fin de optimizar los costes y garantizar la máxima seguridad.

 

 

Cómo eliminar, valorizar y recuperar cada vez más residuos

Frente a una economía industrial en pleno auge, con una creciente generación de residuos, nuestro desafío es tratar, eliminar y valorizar los residuos respetando el medio ambiente, y velando por la salud, la seguridad y la minimización de los riesgos industriales. Asumimos la responsabilidad del continuo desarrollo tecnológico con una clara vocación innovadora, basado en nuestra experiencia, con la finalidad de cumplir los compromisos adquiridos y colaborar con los clientes en la búsqueda de soluciones personalizadas.

200.000 t/año

gestionadas de residuos peligrosos

30.000 t/año

de tierras y lodos gestionados vía valorización material

20.000 t/año

de valorización energética de residuos orgánicos líquidos y pastosos

Nuestra misión es asesorar, dar valor a los residuos y eliminar los compuestos peligrosos

  • Ayudamos al cliente a minimizar la generación de residuos en su ciclo productivo.
  • Ponemos a su disposición nuestro equipo de técnicos especializados capaces de proponer soluciones innovadoras adaptadas a sus necesidades o a los problemas ambientales que nos plantee y siempre favoreciendo las opciones de valorización.
  • Nos ofrecemos para ser su partner de confianza de servicios medioambientales, de la industria con proyección internacional.
  • Nuestra misión es, mediante el compromiso profesional de nuestras personas, crear valor añadido a los clientes para asegurar la seguridad del progreso industrial de la sociedad, aplicando las mejoras tecnologías disponibles.
  • Nuestros valores: el profesionalismo, la innovación y el entusiasmo.

 

Valorización

Preparación de los residuos en nuestras instalaciones para el aprovechamiento de su contenido energético o material.

Valorización material

Contribuimos a minimizar la deposición de residuos en vertederos y ayudamos a minimizar la extracción de materia prima en canteras.

El cemento es un material de construcción fundamental constituido básicamente por óxidos de Calcio, Aluminio, Hierro y Sílice y que se obtiene mediante el procesado de minerales extraídos de diferentes yacimientos o canteras (pizarras, arenas, piedra caliza, alúmina,...), los cuales tras su mezcla y molienda, con un tamaño de grano muy fino para favorecer su cocción, son sometidos a reacciones a elevada temperatura en el interior del horno (T > 1.500 ºC) para conseguir mediante reacciones químicas complejas, un compuesto mineral final denominado clinker.

El cemento se obtiene finalmente por la adición a este clinker de minerales complementarios (como el yeso y otras adiciones), en proporciones determinadas según sean las propiedades definitivas requeridas y específicas para cada uso según reglamentación vigente.
Ciertas actividades industriales generan subproductos que, por composición, son muy similares a las materias primas o auxiliares utilizadas en la fabricación de cemento y son estos, los que pueden sustituir parcialmente a los elementos de partida, tras rigurosos controles químicos de aceptación, consiguiendo así la valorización material de los mismos.

Los requisitos fundamentales para la valorización material de ciertos subproductos son: que no afecte al proceso de fabricación de cemento y que cumpla las exigencias de calidad aplicables al mismo.

Co-Incineración o Valorización Energética

Contribuimos a minimizar la extracción de combustibles fósiles y a reducir las emisiones de CO2, ayudando así a cumplir con los objetivos del protocolo de Kioto.

La fabricación de cemento precisa de elevadas temperaturas en el horno para conseguir las complejas reacciones químicas que transforman los minerales de partida en clinker.

La temperatura de llama supera los 1800ºC, requiere de un consumo de gran cantidad de combustible fósil (habitualmente coque de petróleo) y supone pues una gran dependencia energética.

Las características de estos hornos permiten garantizar el aprovechamiento de los recursos energéticos contenidos en muchos residuos de matriz orgánica respetando el Medio Ambiente: la alta temperatura, el elevado tiempo de residencia y la atmósfera oxidante a la que se somete el residuo garantiza la destrucción de las moléculas orgánicas de una forma eficiente mientras que no se producen residuos en la combustión, dado que quedan englobados en la matriz mineral del clinker.

Los residuos son inyectados en la llama en forma líquida o sólida y aquellos que, por sus características físicas, no pueden ser consumidos directamente son sometidos a pretratamientos específicos con el fin de acondicionarlos y poder aprovechar al máximo su potencial energético.

Fluidificación

El objetivo de la instalación es realizar un pretratamiento de dispersión de residuos pastosos orgánicos que no pueden valorizarse directamente en cementera (como pinturas, lodos de hidrocarburos, disolventes, etc.) La finalidad es poder enviar a valorizar en un residuo líquido homogéneo con poder calorífico, que aporte a la cementera termias sustitutivas.

 

 

Agrupación y transferencia

La agrupación de residuos es la operación que se realiza en aquellos residuos recibidos en pequeñas cantidades, para su posterior tratamiento. Esta operación se realiza en los centros denominados CRT, previo control analítico, clasificación y segregación según su compatibilidad química y destino final.

Los CRT operan como centros logísticos permitiendo su agrupación y así optimizar los costes de tratamiento y/o transporte posteriores. Estas instalaciones deben disponer de todas las medidas de seguridad contraincendios y captación de vapores, puesto que la manipulación de residuos peligrosos tiene un riesgo inherente si no se realiza con personal especializado y en las instalaciones adecuadas.

 

 

Tratamientos especiales

Trituración

La trituración se basa en la reducción del volumen del residuo o material hasta un tamaño adecuado que permita una gestión optimizada posterior. Para ello se somete el residuo a la acción física del equipo que, mediante el movimiento de dos ejes paralelos que soportan y conducen una serie de cuchillas opuestas entre sí, reducen el residuo a un tamaño predeterminado.
Al tratarse de residuos peligrosos, es vital establecer unas medidas preventivas y correctivas que posibiliten un tratamiento seguro.

Filtroprensa

Este acondicionamiento de optimización se aplica a residuos con alto contenido de sólidos de modo que, mediante la acción de telas permeables que retienen la fracción sólida, permiten el paso de la fracción líquida hacia la línea de tratamiento de aguas. Los sólidos obtenidos son destinados a cualquiera de los tratamientos disponibles según características químicas.

Unidad de tratamientos especiales

Esta unidad es la encargada de eliminar la carga contaminante que puede afectar negativamente al buen desarrollo de los tratamientos posteriores de los residuos. Se realizan los tratamientos de: descromatación, eliminación de tintas, eliminación de tensioactivos, acondicionamiento de fangos, neutralización de ácidos agotados, tratamiento de polímeros.

El tratamiento de descromatación se aplica a residuos líquidos o pastosos bombeables contaminados con Cr VI (cromo hexavalente), mediante la adición de reactivos que permiten el paso del Cr VI (muy perjudicial por sus características altamente oxidantes y gran solubilidad) a Cr III (cromo trivalente) con menor capacidad oxidante y mayor facilidad de eliminación mediante precipitación de sus hidróxidos.

El tratamiento de eliminación de tintas se aplica a residuos líquidos (no pastosos) bombeables y contienen tintas coloreadas. Mediante coagulante y a un pH óptimo se consigue la rotura de emulsiones y precipitación de elementos colorantes y demás materia orgánica que posteriormente pueden ser separados fácilmente.

El tratamiento de eliminación de tensioactivos se aplica a mezclas de tensioactivos en fase acuosa (90% de agua mínimo). La adición de determinados reactivos provoca la formación de sales cálcicas que son muy insolubles. El resultado es la precipitación de tales sales, que se eliminan posteriormente mediante la coagulación y filtración.

El tratamiento de acondicionamiento de fangos se aplica a fangos líquidos, que son bombeables, cuyas condiciones físicas no son las adecuadas para ser filtroprensados y que cumplen los parámetros específicos de las fases posteriores de tratamiento.

La neutralización de ácidos agotados se realiza mediante adición de reactivos de características alcalinas (básicas) en condiciones de máxima seguridad minimizando las reacciones secundarias, la generación de vapores o un sobrecalentammiento del sistema.

El tratamiento de polímeros es de aplicación a residuos líquidos o pastosos que son bombeables y que están formados por suspensiones poliméricas. Estos residuos son sometidos a tratamiento individualizado o de acondicionamiento, ya que su inclusión en el proceso F.Q.B. da lugar a la formación de fangos que pueden ocluir los sistemas de bombeo y tuberías. La variación del pH o la inclusión de elementos reactivos con fuerte carácter polielectrolítico pueden ser causa de desestabilización de las emulsiones produciendo una coagulación completa de las sustancias poliméricas y su separación del medio por flotación o decantación.

 

 

Eliminación

Físico químico biológico

Este tratamiento, aplicado a aguas residuales brutas, consiste en la floculación o precipitación, seguida de la separación de la fracción sólida y de la líquida, la cual continúa un proceso de depuración biológica que, mediante el desarrollo de bacterias, por acción física y físico química degrada la contaminación orgánica de las aguas, alimentándose de ella.

Estabilización

La estabilización o inertización es un término técnico que significa "bloquear", "inactivar". Así pues, este tratamiento consigue que ciertas tipologías de residuos, mediante la adición de reactivos, consigan la reacción de los elementos contaminantes presentes para formar otras sustancias inocuas y químicamente estables, minimizando los efectos perjudiciales y permitiendo su posterior deposición segura en vertedero.

Evaporación

Este tratamiento, de gran utilidad por la minimización de la carga contaminante en los residuos líquidos, consiste en la aplicación de calor a presión atmosférica a determinados residuos de base acuosa, consiguiendo la separación de la fracción orgánica volátil que se condensa para su posterior tratamiento, de la fracción no volátil que es tratada como cualquier otra agua residual según su carga contaminante.

 

 

Servicios a la industria

El objetivo de los servicios ambientales que Veolia ofrece a la industria es ayudar a nuestros clientes en origen (en sus propias instalaciones), con el fin de optimizar los costes globales y realizar una gestión ambiental segura en todas sus fases.

Operaciones

Garantizamos una correcta manipulación y gestión de los residuos en casa del cliente. Un servicio profesional y especializado en aquellos trabajos de campo que requieren de personal técnico especializado para proceder a la manipulación, re-acondicionamiento, etiquetado y/o preparación de cargas de residuos para el cumplimiento tanto de la normativa vigente en materia de transporte como de las especificaciones de tratamiento.

  • Actuaciones posteriores a incendios.
  • Clasificación y gestión de grandes stocks de residuos.
  • Clasificación y gestión de residuos en naves abandonadas.
  • Desamiantados.
  • Descontaminaciones de instalaciones con residuos especiales.
  • Limpiezas industriales.
  • Manipulaciones de residuos.

Emergencias

Servicio de actuación en situaciones de emergencias en las que hallan involucrados productos peligrosos / no peligrosos que requieren de equipos de intervención inmediata que impliquen un riesgo o afección para las personas y/o el Medio Ambiente.

  • Formación en actuaciones de emergencia.
  • Atención telefónica 24h ante emergencias.
  • Intervenciones en emergencias químicas.

Con el fin de optimizar el coste y agilidad de la respuesta, pueden establecerse distintos contratos de emergencia de acuerdo a las necesidades del cliente.

Veolia es el líder indiscutible en este tipo de servicios por su experiencia contrastada, la formación de su personal y los recursos específicos habilitados.

Gestiones especiales: gestión delegada y outsourcing

Son las gestiones ambientales que nuestros técnicos realizan de forma constante en las instalaciones de nuestros grandes clientes (petroquímicas, farmacéuticas, químicas, sector automación, etc.)

  • Gestión delegada: Veolia pone a disposición del cliente los técnicos y operarios necesarios para recoger, analizar, acondicionar y gestionar sus residuos, con el fin de optimizar los costes globales de todo el ciclo de vida de los residuos. Esta fórmula permite al cliente dedicar sus recursos a su especialidad productiva y disponer de la tranquilidad que ofrece una óptima gestión medioambiental desde un punto de vista económico, administrativo, en seguridad y medioambiental.
  • Outsourcing: Veolia pone a disposición del cliente a personal experto para la depuración de sus propias plantas de depuración de aguas u otro tipo de residuos. Esta fórmula permite al cliente dedicar sus recursos a su actividad principal, reduciendo los costes fijos y con la garantía de una correcta explotación de sus instalaciones.

Limpiezas industriales

Son ejemplos frecuentes la limpieza de tanques y balsas, con la posterior intervención de equipos móviles de filtración para minimizar el volumen de residuo generado.

Destacar el nuevo equipo único en España, una draga ecológica ATEX, la cual permite realizar limpiezas de balsas industriales sin tener que parar la producción y con total seguridad, incluso en atmósferas explosivas.

 

 

Diagnóstico y remediación de suelos contaminados

Diseñamos cada operación según la problemática específica del suelo evaluado y colaboramos estrechamente con el cliente para utilizar la Opción tecnológica ambientalmente más sostenible para cada caso.
Nuestra dilatada experiencia nos permite diseñar cada operación a medida y con la opción tecnológica más adecuada.

Investigación calidad del suelo

Es fundamental una correcta investigación del suelo para poder aplicar la mejor solución desde todos los puntos de vista, para poder así optimizar los posibles costes asociados.

  • Investigaciones históricas y del medio físico: Tiene como objetivo principal evaluar la contaminación potencialmente existente en un emplazamiento a partir del análisis de actividades y actuaciones que se han desarrollado a lo largo del tiempo en dicho espacio, sin necesidad de una intervención de muestreo y análisis en campo.
  • Campañas de muestreo: el objetivo de una campaña de muestreo es obtener la información necesaria para permitir una correcta evaluación de la calidad del medio y sus posibles efectos sobre la población expuesta.
  • Análisis de Riesgos (RBCA): consiste en la estimación cualitativa y cuantitativa, de los riesgos que la presencia de contaminación en suelos y acuíferos comporta al Medio Ambiente. Se basa en la identificación, medida y comparación de distintos parámetros mediante los cuales se valoran los riesgos en relación a un uso o usos específicos del terreno considerado.
  • Planes de actuación.
  • Investigación calidad suelo ISO 17.020: Es la evaluación del estado del medio subterráneo y los riesgos que la presencia de afectación supone sobre el Medio Ambiente siguiendo las directrices que establece la norma ISO 17020.

Remediaciones in situ

Cuando existen contaminaciones importantes, en ocasiones la aplicación de técnicas in situ permiten reducir los costes globales (minimización de costes de transporte).

Lavado de suelos

Los contaminantes son eliminados del suelo mediante extracción con agua o soluciones acuosas. El sistema se basa en la separación de fracciones granulométricas en húmedo, dado que en las partículas finas es donde habitualmente se adsorben la mayoría de contaminantes. De esta forma las partículas finas contaminadas son concentradas al final del proceso, mientras que el resto de partículas más groseras pueden ser reutilizadas ya libres de contaminantes.

  • Venting, Bioventing/Sparging, Biosparging: son técnicas de remediación in situ de suelos contaminados que usa microorganismos originarios para biodegradar los constituyentes orgánicos adsorbidos por los suelos.
  • Extracción Multifase: Son los sistemas de extracción combinada para la eliminación simultánea de las diversas formas de contaminación presentes en las distintas fases.
  • Atenuación Natural: son procesos que se producen de forma natural en los suelos y en las aguas subterráneas, y que conducen, sin intervención humana, a la reducción de masa, toxicidad, movilidad, volumen o concentración, de los contaminantes presentes en estos medios.
  • Fitoremediación: utiliza procesos metabólicos en vegetales superiores para eliminar, transferir, estabilizar o destruir contaminantes del suelo ya sean orgánicos o inorgánicos. Los mecanismos de degradación son de la actividad biológica de las plantas y los microorganismos de las raíces, creando unas relaciones de cooperación que favorecen la descontaminación del suelo
  • Extracción Pasiva.
  • Confinamiento Activo: Sistema de contención con objetivo de minimizar el transporte, y la afectación de los contaminantes a zonas vecinas. Se basa en la eliminación de las vías de migración mediante la instalación de barreras físicas en el subsuelo.

Remediaciones on site

Cuando existen contaminaciones importantes, en ocasiones la aplicación de técnicas on site permiten reducir los costes globales (minimización de costes de transporte) Veolia dispone de una dilatada experiencia y de plantas de tratamiento móviles propias.

  • Landfarming: Es un tratamiento biológico de tierras a gran escala que persigue la estimulación de la flora microbiana a través del aporte de oxígeno y nutrientes.
  • Desorción Térmica: Se basa en la aplicación de calor para separar físicamente los contaminantes volátiles de la matriz sólida a la fase gaseosa.
  • Estabilización/Solidificación: el proceso obtiene la inmovilización de la carga contaminante mediante el uso de agentes estabilizantes. La mezcla estabilizante es introducida en el subsuelo para crear un efecto ligante y reducir la permeabilidad del sistema. Los contaminantes quedan bloqueados anulando cualquier riesgo de exposición.
  • Biopilas: proceso biológico controlado en el cual los contaminantes biodegradables del suelo son convertidos en sus constituyentes básicos minerales (dióxido de carbono y agua) bajo condiciones aeróbicas. El suelo contenido en la celda es aireado para promover la biodegradación mediante microorganismos autóctonos.
  • Cribado.

Remediación off site

Gracias a la experiencia del equipo de técnicos y a las plantas de valorización o tratamiento final de que dispone en su grupo, Veolia es capaz de minimizar los costes globales del cliente.

  • Supervisión Ambiental: es de gran importancia que esta actividad sea realizada por personal cualificado y con experiencia, ya que se deberá seleccionar el destino final en función de las características del residuo.
  • Excavación Selectiva.
  • Trituración/Cribado.