Medios de Comunicación
31 octubre 2017

Veolia, elegida para administrar las aguas residuales en la ciudad de Hamamatsu, ganando así el primer proyecto de saneamiento a largo plazo en Japón

La ciudad de Hamamatsu (800.000 habitantes) ha elegido a Veolia para gestionar su red de alcantarillado y las instalaciones de Seien, Hamana y Akura con un contrato de 20 años. Es el primer contrato de concesión a largo plazo para la gestión municipal de aguas residuales en Japón.

Japón
Veolia operará, mantendrá y modernizará la planta de tratamiento de aguas residuales de la ciudad. El Grupo optimizará tanto la operación de la planta como los costos y mejorará la administración remota de la instalación.

A partir de abril de 2018, la planta tratará hasta 200.000 metros cúbicos de aguas residuales al día, el equivalente a 50 piscinas olímpicas.
Este contrato es el primero de un nuevo tipo de asociación público-privada promovida por el gobierno japonés. Es un proyecto de "consumidor paga" en el que los usuarios finales pagarán por el tratamiento de aguas residuales en función de su consumo.
 

"Estamos muy orgullosos de que, junto con la confianza del gobierno local japonés, nuestra experiencia y conocimiento le permitan a Veolia ser el único operador privado extranjero que ha obtenido delegaciones de servicio público en un país que recientemente se ha abierto a asociaciones público-privadas ", explicó Régis Calmels, Director de Zona de Veolia Asia.


Para implementar este proyecto, Veolia formó un consorcio con JFE Engineering Corporation, ORIX Corporation, Suyama Construction y Tokyu Construction.

 
Veolia en Japón desde 2002

Veolia ha gestionado el agua y el saneamiento en varias ciudades de Japón desde 2002, en particular en Hiroshima. Cerca de Tokio y Nagoya, Veolia ofrece servicios de reciclaje y gestión de residuos en sus fábricas Ecos, Green Loop y Nisen. Junto con Takeei, el Grupo opera unidades de biomasa en Tsugaru y Hanamaki, los primeros proyectos energéticos de Veolia en Japón.