Medios de Comunicación
20 mayo 2014

Entrevista de Michel María, Director Técnico de Dalkia

Entrevista en el Monográfico sobre las Redes de distrito y cogeneración del número de Avril 2014 en El Instalador.

 Entrevista-de-Michel-Maria


01/04/2014 - En calidad de Director Técnico de Dalkia España y de Presidente del ADHAC, Michel María expone en esta entrevista varios aspectos normativos, técnicos y políticos sobre las redes de calor y frío en España.

A continuación, algunas preguntas y respuestas extraídas de la entrevista.




E.I.: ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan actualmente las empresas de redes de calor y frío de nuestro país?

M.M.: Creo que los retos son comunes a todas las empresas en España y en gran parte del mundo, independientemente de su sector de actividad. Para las redes existentes, debemos buscar el desarrollo de nuevas conexiones y optimizar los costes de explotación.
Para el desarrollo de nuevos proyectos, se deben analizar minuciosamente el área de actuación, los consumos energéticos, los perfiles de demanda, las fuentes de energías renovables disponibles en el entorno y los posibles aprovechamientos de energía residuales para que el proyecto sea viable.
Todo esto requiere inversiones importantes en horas de estudio y permanecer informado de nuevos productos y/o soluciones técnicas. Este esfuerzo y, por lo tanto, el coste que soportamos es necesario, teniendo en cuenta que se trata de proyectos intensivos en capital y los criterios de análisis financiero de cualquier proyecto con inversión se han "endurecido" con la crisis económica.

E.I.: ¿Con qué carencias normativas se enfrenta actualmente el sector de las redes de calor y frío a nivel nacional y europeo?

M.M.: En términos europeos, existe una deficiencia en general que demandamos desde Bruselas a la Unión Europea, como es considerar al "calor y frío", es decir al clima, como un elemento separado de la electricidad. Las políticas de ahorro y eficiencia no tienen en cuenta esta trascendental diferenciación conceptual.
En España, no existe apenas normativa acerca de las Redes, más allá de las referencias que se realizan en la Ley Real Decreto 233/2013 por el que se regula el Plan Estatal de fomento del alquiler, rehabilitación edificatoria y regeneración y renovación urbanas, que contempla actuaciones que afectan a las Redes de Climatización a través del fomento de la rehabilitación edificatoria y de la regeneración y renovación urbanas.
Más recientemente la Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas, busca asimismo potenciar la rehabilitación edificatoria y la regeneración y renovación urbanas, para permitir la reconversión y reactivación del sector de la construcción, a través de la sostenibilidad, la eficiencia, el ahorro energético y lucha contra la pobreza energética. Las redes de Calor y Frío son unas de las herramientas disponibles.

E.I.: El Ministerio de Industria, a través de la Subdirección General de Planificación Energética, ha elaborado un proyecto de decreto por el que se transpone parcialmente la Directiva 2012/27/UE de eficiencia energética. ¿Qué importancia tienen las redes de climatización dentro de dicha directiva? ¿Qué tipo de actividades está llevando a cabo para difundir los contenidos de dicho texto normativo?

M.M.: La Directiva ha adquirido especial relevancia en España. Las Redes de climatización se contemplan como uno de los elementos fundamentales para alcanzar los ahorros contemplados en dicha directiva. La Directiva establece cómo, a más tardar el 31 de diciembre de 2015, los Estados Miembros llevarán a cabo y notificarán a la Comisión una evaluación completa del potencial de uso de los sistemas urbanos de calefacción y refrigeración eficientes, adoptando políticas que fomenten a escala local y regional el potencial de uso de sistemas de calefacción y refrigeración eficientes. Y se deben tomar las medidas adecuadas para desarrollar las infraestructuras de Sistemas urbanos de climatización cuando la evaluación de su potencial de uso sea favorable.
 
Asimismo, debe cada Estado Miembro velar porque se realice un análisis de costes y beneficios en determinadas nuevas instalaciones térmicas o renovación, realizadas tras el 5 de junio de 2014. El análisis afectará a instalaciones térmicas, de generación de electricidad nuevas o renovadas, así como instalaciones industriales y Redes Urbanas, con potencia térmica superior a 20 MW.