Medios de Comunicación
14 abril 2016

Veolia cierra la adquisición de Kurion y continúa con su estrategia de desarrollo en la limpieza de instalaciones nucleares y del tratamiento de residuos radiactivos

Veolia ha cerrado la adquisición de la empresa americana Kurion, anunciado el pasado mes de febrero. Con la integración de Kurion, Veolia será capaz ahora de proporcionar todas las soluciones existentes y los conocimientos técnicos, tanto en la limpieza de las instalaciones nucleares como en el tratamiento de los residuos de baja y media actividad radiactiva.

Veolia tiene un saber único en la gestión de los zonas sensibles. Su filial Asteralis especializada en la caracterización de los residuos y la evaluación de las instalaciones nucleares y sus filiales especializadas en agua y tratamiento de residuos y recuperación de suelos - Veolia Water Technologies, SARP Industrias y GRS Valtech- tienen tecnología de última generación que puede servir a la industria nuclear. La combinación de estas tecnologías y  el know-how con el que cuenta Kurion en la separación de los residuos radiactivos, en la vitrificación y en la robótica para el acceso a las zonas sensibles, permitirá a Veolia desarrollar una oferta industrial de clase mundial para la limpieza de las instalaciones nucleares y el tratamiento de residuos de baja y mediana radioactividad, uno de los objetivos de la compañía en 2013, cuando se firmó un acuerdo de colaboración con Energias Alternativas Francés y la Comisión de Energía Atómica (CEA).
 
Junto con filiales de Veolia centradas en la parte nuclear como Asteralis, Kurion se integrará en una nueva organización nuclear dirigida por William Gallo, CEO de Kurion. Esta organización será parte Veolia, de la cuál también forman parte Veolia Water Technologies y SARP Industrias. El equipo de gestión de Kurion se centrará en el desarrollo de soluciones integradas y sinergias dentro de la nueva estructura.

Kurion fue fundada en 2008 y tiene su sede en Irvine, California. Ofrece soluciones de limpieza de residuos nucleares y clausura de instalaciones, así como el tratamiento de los residuos radiactivos de bajo nivel. Las actividades de Kurion se dividen en tres áreas de especialización: la separación, la estabilización y la robótica para el acceso a las áreas restringidas. Kurion opera en Estados Unidos (California, Washington, Colorado, Idaho y Texas), Reino Unido y Japón. Es el único operador internacional para trabajar en Fukushima, en nombre de Tepco, el operador nuclear japonés. Es la experiencia y la intervención de Kurion la que ayudó a estabilizar la energía nuclear Fukushima Daiichi.
La compañía ha experimentado un fuerte crecimiento desde su fundación y ahora emplea a más de 200 personas. Kurion se incluye en el Grupo Cleantech Global Cleantech 100 de 2015, que enumera las 100 empresas en el mundo más propensas a impactar en el mercado en los próximos 5-10 años.

 
nuclear